Centro de Profesionales de la Acción Católica "SANTO TOMÁS DE AQUINO" de Buenos Aires, Argentina.

15 de enero de 2018

SAN ARNOLDO JANSSEN

15 de enero
Memoria litúrgica de San Arnoldo Janssen (1837-1909), fundador de la SVD


Una frase de su prolífico epistolario:


"CUANTO MÁS ADVERSAS SEAN LAS CIRCUNSTANCIAS, 
MAYOR HA DE SER NUESTRA CONFIANZA EN DIOS”.





(Foto: pintura de San Arnoldo en el tímpano interno de la puerta lateral que lleva su nombre en la Basílica porteña del Espíritu Santo sobre la calle Medrano. Rodea su rostro su lema, con el que encabezaba sus cartas: "VIVAT DEUS UNUS ET TRINUS IN CORDIBUS NOSTRIS")

14 de enero de 2018

AGNUS DEI de ZURBARÁN


"ESTE ES EL CORDERO DE DIOS"

(Jn. 1, 35)



El Evangelio de San Juan narra cómo Juan Bautista señala al “CORDERO DE DIOS” a quienes serán los primeros apóstoles del Señor (cfr. Jn.1, 35)

Este título tiene una expresión magnifica en el conocido cuadro de Francisco de Zurbarán (c.1635), cuya foto está arriba y que se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

El pintor extremeño, utilizando la técnica tenebrista (un fondo oscuro con un objeto muy luminoso que se destaca), muestra a un cordero puesto sobre una mesa.

Si bien está dentro del género de naturaleza muerta o pinturas de bodegón (cosas comestibles), trasmite una intensa emoción, como de alguien vivo. Esta obra del barroco español de la contrareforma es como una frontera entre “la naturaleza muerta” y la pintura religiosa. Es un cordero vivo, con sus cuatro patas atadas, dispuesto al sacrificio, con sus bucles de lana muy destacados.

Transmite con fuerza simbólica el sacrificio del Hijo de Dios, Cordero inocente que se inmoló para la redención humana. 

Y recuerda el texto profético sublime que leemos en el Triduo Sacro: 


"Como oveja llevada al matadero; 
como cordero mudo delante del que lo trasquila,
 así no abrió su boca" 
(cfr. Isaías, 53, 7 y Hch. 8, 32)


AGNUS DEI

Miserere nobis et dona nobis pacem!




10 de enero de 2018

BUSCA LA PAZ Y CORRE TRAS ELLA

QUERER LA PAZ


Todos los hombres quieren la paz, pero no saben cómo alcanzarla.

El abba Paisios, habiéndose encolerizado un día, pidió al Señor que le librara de la irritabilidad.

El Señor se le apareció y le dijo:

«Paisios, si no quieres montar en cólera, no desees nada, no juzgues ni odies a nadie; actuando así, no volverás a irritarte más».

De este modo, todo aquel que pospone su voluntad a la de Dios y a la de los hombres conservará su alma siempre en paz; por el contrario, el que quiere imponer su voluntad no tendrá paz jamás. (…)

Si te aflige una adversidad, dite:

«El Señor ve mi corazón y, si esto que me sucede es de su agrado, todo irá bien para mí y también para los otros»; así estará tu alma siempre en paz.

Pero si un hombre empieza a murmurar y dice:

«Esto no debería ser así…, esto no está bien». no tendrá jamás paz en su alma, aunque observe todos los ayunos y ore mucho.


Archimandrita Soprhony, 
Escritos de san Silouan el Athónita

7 de enero de 2018


EL BAUTISMO DEL SEÑOR



Con esta solemnidad litúrgica concluye el tiempo de Navidad.

El relato evangélico del bautismo del Señor en el Jordán es bien conocido. Se trata de una nueva Epifanía (manifestación) que incluye una teofanía (Dios habla)

La secuencia de este tiempo litúrgico tiene su coherencia: la Iglesia nos invita a recorrer tres Epifanías del Señor:
1.    Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12), que celebramos ayer, 6 de enero.
2.    Su Epifanía a San Juan Bautista en el río Jordán (Mc. 1, 7-11)
3.    Su Epifanía al convocar a sus discípulos (Jn. 1-35-42) (Mc.1, 14-20)…
El magnífico escritor J.R.R.Tolkien, en su libro “The Hobbit” tiene un poema sublime, que canta la llegada del Rey que viene a los suyos. Algo de lo que escribe está implícito en estas Epifanías del Señor, que tendrán su corolario en su venida gloriosa, que aclamamos en el Padrenuestro: “¡Venga a nosotros tu Reino!”.
Abajo un breve video de este poema, primero recitado y luego cantado en inglés, y debajo su traducción en español:
The King beneath the mountains

El rey regresa de las montañas

El Rey regresa de las montañas,
El Rey llega desde su pétrea gruta
El Señor de los manantiales de plata
¡Vendrá a los suyos!

Su corona será restaurada,
Su arpa será remendada,
En sus palacios nuevamente resonarán 
las canciones antiguas.

El bosque brotará en las montañas,
y la hierba bajo el sol;
su riqueza fluirá en fuentes caudalosas
como ríos dorados torrentosos. 

Las corrientes saltarán de alegría,
Los lagos brillarán y relucirán,
Todo dolor y tristeza desaparecerá 
¡En el regreso del rey de la montaña!


https://youtu.be/p7JH-I3iJyI






5 de enero de 2018

VENITE, ADOREMUS: En la Epifanía del Señor

LA ADORACIÓN DE LOS MAGOS

“La estrella que habían visto en Oriente los precedía,
hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el Niño. 
Cuando vieron la estrella, se llenaron de alegría, 
y al entrar en la casa encontraron al niño con María, su madre,
y postrándose, le adoraron.
Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones:
oro, incienso y mirra”. 
 (Mateo 2, 9-11)

“La palabra griega [para adoración] es proskynesis. Significa el gesto de sumisión; el reconocimiento de Dios como nuestra verdadera medida, cuya norma aceptamos seguir. Significa que “libertad” no quiere decir gozar de la vida, considerarse absolutamente autónomo, sino orientarse según la medida de la Verdad y del Bien, para llegar a ser, de esta manera, nosotros mismos.
Este gesto es necesario, aún cuando nuestra ansia de libertad se resiste, en un primer momento, a esta perspectiva.».
Benedicto XVI

   UNA OBRA DE ARTE QUE EXPRESA ESTA PROSKYNESIS



La foto es parte del Políptico de la iglesia de Santa María del Camino en Pisa.

Corresponde al pintor Masaccio (c. 1426) y es una tabla pintada donde se destacan los tres Magos de Oriente que, con una gran comitiva, llegan a Belén a adorar al Niño.

Esta magnífica pintura está titulada: “LA ADORACIÓN DE LOS REYES MAGOS”.

Tiene muchos elementos simbólicos muy ricos. Entre ellos:


-Ante todo el colorido que dimana expansivamente del Niño y su derredor, contrasta con la lobreguez del fondo del paisaje. 

-El dorado es usado para las aureolas de los tres miembros y las coronas de los Magos, como señal de realeza.


- Los servidores de estos Magos retiran de las cabezas de sus amos las coronas reales en señal de adoración.


- Los tres ofrecen sus dones, tal como lo narra el Evangelio, y sus manos juntas expresan el sometimiento del poder terrenal a la majestad divina, en una analogía del vasallo y su Señor.


- La comitiva de caballos y pajes muestra el esplendor de estos visitantes.


- El Rey Mago más anciano ya se ha postrado delante del Niño y besa sus pies. Su corona está en el suelo y San José sostiene el don ofrecido.


- El Rey Mago más joven se acerca al pesebre mientras un sirviente toma desde su cabeza la corona. Dos pasos más adelante, ya sin su corona (que carga a su lado otro paje) y de rodillas, el segundo rey une sus manos en un gesto de adoración.

1 de enero de 2018

SANCTA THEOTOKOS


LA THEOTOKOS
Breve historia de este título mariano y 
unos rasgos del arte bizantino.




Theotokos es un término griego que significa "Madre de Dios". Hace referencia a la Virgen María y literalmente traducido significa: “la que dio a luz a Dios”.

Elatín se expresa como “Deīpara  o “Deī genetrix” Su equivalente en español (MADRE DE DIOS), es el título que la Iglesia cristiana temprana le dio a María en referencia a su maternidad, título que se definió dogmáticamente en el Concilio de Éfeso de 431 .

El significado teológico en ese momento fue enfatizar que el hijo de María (Jesús) era completamente Dios, y también completamente hombre, como había sido afirmado en el Concilio de Nicea I de 325, y que sus dos naturalezas (humana y divina) estaban unidas y eran inseparables en una sola persona de la Santísima Trinidad.
La visión contraria en el Concilio de Éfeso era que María debía ser llamada «Christotókos»,(“Madre de Cristo»). Esta posición, abogada por Nestorio, entonces Patriarca de Constantinopla, pretendía restringir el papel de María a ser solo la madre de la «humanidad de Cristo», y no de su naturaleza divina. (Herejía nestoriana)
Por su parte la versión de Cirilo de Alejandría, en contraposición a la de Nestorio, era que no podía ser que solo fuese «Christotókos», ya que de ser así, Jesús habría nacido como cualquier ser humano normal y, llegado determinado tiempo, Dios Hijo lo «poseyera» de manera tal que una persona era divina y la otra mortal.
En el Concilio se determinó que no podía ser de este modo: Jesús desde su concepción tenía las dos naturalezas, la divina y la humana, de tal forma que cuando Él nació, María «La Virgen» fue «Theotókos».
Con la puntualización de que llamar a María «Madre de Dios» no intentaba sugerir que María sea coeterna con Dios, o que existió antes que Jesucristo o Dios Padre. La Iglesia acepta esto como un misterio en la letra de este antiguo himno: «Él a quien todo el universo no podía contener, fue contenido en tu matriz, oh Theotokos».

SANCTA THEOTOKOS
Ora pro nobis!

LA ICONOGRAFÍA DE LA THEOTOKOS




 




(











La iconografía de la Theotókos es un arte de origen bizantino donde la Virgen aparece sentada en un trono con el Niño Jesús en su regazo, mirando ambos al frente.
La iconografía de la Theotokos incluye en el manto el adorno de tres estrellas, una en cada hombro y otra en el centro de su frente, para enfatizar su virginidad perpetua, indicando que María se mantuvo antes, durante y después del parto virgen)


31 de diciembre de 2017

ANNO DOMINI MMXVIII

Un año termina, otro comienza:

que el nombre del Señor sea bendecido.



"En esta noche -en esta vida mortal-
los hombres tienen luz y tinieblas:
su luz es la prosperidad;
sus tinieblas son las adversidades.

Pero cuando llegó Cristo Señor,
que vive en el alma por la fe,
promete otra luz que inspira y da paciencia,
que enseña a los hombres
a no dejarse seducir por la prosperidad,
para no sucumbir en la desgracia.

Por eso, el hombre fiel  usa con indiferencia
las cosas del mundo,
y no se engríe en la prosperidad,
ni se abate en la adversidad.

En todo tiempo, el hombre iluminado por la fe,
bendice al Señor:
tanto en  laabundancia como en la privación,
no sólo en la salud, sino también en la enfermedad,
y hace suyo este himno:

"Yo bendeciré al Señor en todo momento;

su alabanza siempre estará en mis labios " 
(Ps. 33, 2)


San Agustín, sobre el salmo 138.

30 de diciembre de 2017

IN NATIVITATE DOMINI (OCTAVA)

MIENTRAS EL MUNDO DORMÍA



«Dum médium siléntium tenérent ómnia,
et nox in suo cursu médium iter habéret, omnípotens Sermo tuus, Dómine, de cælis
a regálibus sédibus venit»
(Sap. 18, 14-15).

envolvía todas las cosas,
y la noche había llegado a la mitad de su curso,
 tu Verbo omnipotente se lanzó desde el cielo
(Sabiduría 18, 14-15)

“Y el Verbo se hizo hombre, y habitó entre nosotros”
(Jn. 1,14 – Ángelus Domini)




26 de diciembre de 2017

SANCTUS IOANNES APOSTOLUS ET EVANGELISTA

SAN JUAN,
apóstol y evangelista,

Santo patrono de la JAC



La iconografía dibuja a san Juan como un águila. Ello es expresión de las alturas místicas a las que llegó en su "sequela Christi", que están patentes en su Evangelio.

De esa mística abrevamos quienes tuvimos el inmenso don de participar en la querida JAC, que nos marcó con su impronta.

El discípulo joven, el "hijo del trueno", que fue testigo de la Transfiguración en el Tabor y de la Noche en el Huerto de los Olivos, a quien el Maestro encomendó a su Santísima Madre cuando, impertérrito, estaba al pie de la Cruz, y quien tuvo el privilegio de ser el apóstol más cercano en la primera mesa eucarística y de comprender el testimonio de la Resurrección en el sepulcro.

Don inmerecido que reclama perseverancia y coherencia.
Nota de honor que alienta  a un viril "dilexit  Ecclesiam"

Una poesía que balbucea algo de esa mística joánica:  

Cual águila es el cristiano,
es fiel la comparación;
se deleita en las alturas
en Aquel que lo creó.

Si alguna vez intentara
elevarse y no pudiera,
es tiempo de renovar
todas sus plumas ya viejas.

A la Roca se dirige,
contra ella se quebranta,
voluntariamente sufre
pero sale renovada.

Si el mal tiempo se avecina
y le alcanza la tormenta,
no teme, no sale huyendo;
nunca jamás se amedrenta.

Esta es la oportunidad,
el momento que esperaba;
con voluntad y valor
se dispone a traspasarla.

No tarda en subir muy alto;
alcanzó lo que anhelaba:
que el huracán con su fuerza
a la cima le elevara.



SANCTUS IOANNESEvangelista et Apostolus,
filius Zebedaei et Salome,
frater Sancti Iacobi Maioris, Boanerges,
vocatus est "discipulus, quem amabat Iesus,"

Cum Petro et Iacobo ab omnibus apostolis electus est,
et cum eis transfiguratio Domini visa est, et Gethsemani adstabat.
In ultima Cena, super pectus Iesu recubuit,
et Christus, moriens super crucemMariam, suam matrem, in matrem Ioannis dedit; habitavit cum ea usque ad Mariae mortem.

ORA PRO NOBIS!




23 de diciembre de 2017

DEL MARAVILLOSO HIMNARIO LATINO: PARA NAVIDAD

PUER NATUS
IN BETHLEHEM

Un maravilloso himno latino para celebrar la Navidad




Puer natus in Bethlehem. Alleluia 
unde gaudet Hierusalem. Alleluia, alleluia 

In cordis iubilo Christum natum adoremus 
cum novo cantico 

Assumpsit carnem Filius. Alleluia 
Dei Patris Altissimus. Alleluia, alleluia 

In cordis iubilo Christum natum adoremus 
cum novo cantico 

In hoc natali gaudio. Alleluia 
benedicamus Domino. Alleluia, alleluia 

In cordis iubilo Christum natum adoremus 
cum novo cantico 

Laudetur Sancta Trinitas. Alleluia 
Deo dicamus gratias. Alleluia, alleluia 

In cordis iubilo Christum natum adoremus 
cum novo cantico



EN ESPAÑOL


El Niño ha nacido en Belén
por lo que se alegra Jerusalén.

Con júbilo de corazón adoremos a Cristo
con un cántico nuevo.

Tomó nuestra carne el Hijo
Altísimo de Dios Padre.

En este gozo navideño
bendigamos al Señor.

Sea alabada la Santa Trinidad
demos gracias a Dios.



En el video del enlace de abajo, la interpretación de los monjes de la Abadía Benedictina de Santo Domingo de Silos (Burgos, España):



https://youtu.be/RaroIcQ-cnM